Tavira. Historia del Algarve

Sería muy difícil entender la historia de Portugal sin el importante papel que desempeñó la ciudad de Tavira. Situada en la región del Algarve (del árabe al garb,  garb al-Andalus, es decir, el poniente de al Ándalus), en esta turística ciudad portuguesa, no solo podemos disfrutar de sus playas, sol y la gastronomía de la dieta mediterránea, sino también comprender mejor la historia marítima de la expansión de Portugal por el mundo. En un breve paseo, visitando varios lugares imprescindibles, descubrimos, junto a las murallas de su antiguo castillo y sus más de 35 iglesias, esta bonita localidad algarviense.

La ciudad de Tavira fue reconquistada por caballeros de la Orden de Santiago a los árabes en la primera mitad del siglo XIII y, desde ese momento, asume un importante papel en el reino del Algarve o Algarves, cuya capital política y religiosa en la Edad Media, Silves, fue cediendo protagonismo a favor de esta población costera que apuntaba hacia el norte de África y que destacará en el reino portugués con la llegada de la dinastía Avis y la proclamación del rey Juan I en las Cortes de Coimbra de 1385.

Tavira fue el lugar elegido desde donde partió en 1415 la armada portuguesa, comandada por el infante Enrique el Navegante, con unos 200 navíos y 25.000 hombres para tomar la ciudad de Ceuta, llave del Mediterráneo, convirtiéndola desde aquel momento en una ciudad cristiana, primero portuguesa y más tarde española. Hoy, en el escudo de Ceuta encontramos el escudo de Portugal, recordando aquella conquista. Igualmente, desde Tavira partieron 20.000 combatientes hacia la toma de Arzila en Marruecos, lo que abrió la puerta de la conquista de Tánger por el rey portugués Alfonso V el Africano. La toma de Ceuta fue el inicio del desarrollo del imperio ultramarino de Portugal, de ahí que Tavira, desde donde partió aquel ejército, se convirtió durante los siglos XV y XVI en un importante puerto comercial y centro estratégico militar para la conquista de territorios africanos y plazas portuguesas en Marruecos.

Detalle del tapiz Desembarco en Arcila de Alfonso V de Portugal. Siglo XV. Tapices de Pastrana

Castillo y murallas de Tavira. Los Forais de Tavira. de villa a Ciudad.

Desde de su castillo, en la colina que domina la ciudad, podremos comprender mejor la situación estratégica de la ciudad entre la montaña, el río Gilão y el mar que determinaron la presencia humana desde, al menos, la Edad de Bronce en este emplazamiento por donde pasaron fenicios, romanos y visigodos. La construcción del castillo de Tavira fue iniciada por los musulmanes hacia el siglo X. Si bien, tras la toma de Tavira en 1242 por los caballeros de la Orden de Santiago, el castillo fue ampliado y las murallas se expandieron rodeando la colina que configuraba la ciudad. En el siglo XIX, ya sin función defensiva alguna, terminó en ruinas hasta que fue adquirido por el Ayuntamiento o Cámara Municipal de Tavira en 1938 convirtiéndolo en un elemento de patrimonio nacional para su uso como jardín y mirador pues no existen salas ni otros elementos.

Restos del Castillo de Tavira y su jardín

Por cierto, la tradición local dice que, en el castillo de Tavira, habita el espíritu de una bella mora encantada que todos los años, en la noche de San Juan, aparece llorando su triste destino. Era la hija de Aben-Fabila, el gobernador moro que, cuando Tavira fue conquistada por los cristianos, desapareció debido a un encantamiento.

Jardín del castillo de Tavira

Forais de Tavira

Lo cierto es que, tras la conquista de Tavira a los árabes, la localidad pasará a ser dominio de realengo, nunca cedido a ningún señor. Es este momento cuando a la villa se le concedan privilegios y estatutos propios mediante los llamados Forais o cartas forales, documentos que contenían la creación de un nuevo municipio o lo reconocían configurando su territorio, ciertos privilegios, cargas, obligaciones y las relaciones entre sus habitantes. Eran concedidos por los reyes. En el Algarve fueron otorgados entre los siglos XII y XVI, siendo decisivos para asegurar las condiciones de asentamiento y prosperidad de las comunidades, otorgando mayores libertades y privilegios a sus habitantes. El primer Forais otorgado a Tavira data de agosto de 1266 dado por el rey Afonso III, en Lisboa para Tavira, Silves, Faro y Loulé, siendo uno de los más antiguos del Algarve, y en él se establecían prerrogativas reales como el pago de impuestos o el monopolio de extracción de sal y exenciones y autorizaciones a los habitantes de la villa. En este foral también se otorgaban los usos y costumbres de la ciudad de Lisboa. Tavira tuvo vigentes tres Forais. Dos fueron dados por el rey Afonso III, el primero de ellos es conocido como el Foral Velho de 1266, en este foral se establecía la figura de los Alvazis, es decir, hombres buenos (hombres libres, jefes de familia y con sus propios recursos) que llevarán el gobierno municipal de la ciudad, es decir, el equivalente a un concejal o edil actual. El gobierno de la ciudad de aquella época se reunía bajo la presidencia del Alvazil mayor en sesiones abiertas junto a la iglesia de Santa Maria del Castelo, a este órgano se le unía el Alcalde elegido por el rey. El segundo es conocido como Foral dos Mouros Forros de 1269 para los mudéjares/ moros libres / mouros forros donde se les permitía organizarse jurídicamente en barrios o aljamas al modo establecido en el Fuero de Toledo de 1085, de tal forma no eran expulsados ni convertidos en esclavos. Por último, a Tavira le fue otorgado el Fuero de Manuel I, Forais manuelinos o Forais Novos ya en 1504, actualizando los previos, ya que con el fin de sistematizar la gobernanza local, el rey Manuel I nombró una comisión que, durante dos décadas, procedió a recopilar privilegios y cartas y reformuló sistemáticamente dichos fueros en alrededor de unos 570 municipios del reino.

Foral de Tavira 1504. Archivo nacional Torre do Tombo
Forais manuelinos

Arriba, en la muralla del castillo, vemos como la ciudad está rodeada por torres y cúpulas de sus iglesias y, más abajo, intuimos lo que debe ser el puerto de Tavira.

Entre el río, el estuario y la ría Formosa, se creó el puerto como un excelente refugio para las embarcaciones por la barrera natural de entrada al mar formada por la conjunción de esos tres elementos. Las embarcaciones podían resguardarse en el río junto al famoso puente de Tavira protegidas del mar y los ataques enemigos. La ciudad durante los siglos XV y XVI fue la base del la llamada Esquadra do Estreito que se enfrentaba a los corsarios y piratas. Marineros de Tavira, buscados como expertos navegantes, participaron en expediciones como el primer viaje de Cristóbal Colón o en posteriores hacia las Indias. Tavira fue el puerto defensor del Mediterráneo y del cristianismo en la costa de África, aunque de ella, no solo partían hombres, sino también preciadas mercancías: sal, frutas, vino o pescado como el atún o, incluso, ballenas.

Ante estas características, el rey Manuel I, en 1520, elevó la villa de Tavira a la categoría de ciudad realizando una excepción sin precedentes en Portugal, ya que este estatuto de ciudad solo estaba reservado para las localidades sedes de obispado. Al poco, Tavira se convirtió en la quinta ciudad más poblada de Portugal junto a Oporto o Lisboa.

Anuncios

Iglesias de Tavira

Junto al castillo tenemos la oportunidad de visitar a pocos metros, al menos, tres iglesias de las muchas que existen en Tavira, recordándonos que la ciudad fue importante e influyente lugar en cuanto a temas religiosos, pese a que no fue nunca sede de la diócesis. En la primera visita nos ofrecen la posibilidad de una entrada conjunta a tres de las más significativas iglesias de Tavira, que, por supuesto, aceptamos.

Iglesia de Santa María do Castelo de Tavira

Junto al castillo de Tavira encontramos la Iglesia de Santa Maria con la consideración de Monumento Nacional. Edificada por la Orden de Santiago sobre una antigua mezquita tras la conquista de la ciudad a los árabes. En la actualidad, posee aires neoclásicos debido a su reconstrucción tras el terremoto de Lisboa de 1755, conservando partes de estilo gótico, como algunas capillas y la portada principal. Resaltan en el exterior los enormes relojes de su torre. En esta iglesia encontramos la tumba de los siete caballeros mártires de Tavira, asesinados por los árabes durante una tregua de paz y que fue el motivo desencadenante de la conquista de la ciudad por los cristinos en represalia por sus muertes. Tal conquista fue encabezada por el que fuera maestro de la Orden de Santiago Paio Peres Correia 1205-1275 (Pelayo Pérez Correa) conquistador cristiano de la ciudad de Tavira y de gran parte del Algarve y decisivo en la reconquista de Sevilla. En esta iglesia, según la tradición, se dice que reposan sus restos y, así, frente a la tumba de los siete caballeros se encuentra la tumba de Paio Peres.

Torre de la Iglesia de Santa María del Castelo en Tavira

La visita a la iglesia de Santa Maria de Tavira incluye la posibilidad de subir a la torre de la Iglesia y tener vistas privilegiadas de la ciudad. Igualmente, existe un pequeño museo de arte sacro en su interior con óleos y esculturas que representan buena parte de la riqueza cultura de la ciudad.

En el exterior, en uno de los laterales de la Iglesia de Santa Maria se alza una columna conmemorativa erigida en 1960 para recordar al Infante Henrique el Navegante que, a su regreso de la conquista de Ceuta, en 1415, fue nombrado caballero en la Iglesia de Santa Maria do Castelo donde recibió el título de Duque de Viseu y Señor de Covilhã. También ese acto sus dos hermanos fueron armados caballeros: Duarte o Eduardo Ide Portugal y Pedro y este último, recibió el título de Duque de Coimbra.
   

«Quem ua vez morou em tavira, sempre por ela suspira»

Refrán popular. siglo XVI

Iglesia matriz de Santiago en Tavira

La iglesia de Santiago de Tavira fue construida en el siglo XIII sobre un antiguo edificio musulmán tras la conquista de la ciudad, constando que este templo fue donado por el rey Alfonso III de Portugal al obispo de Silves. Igualmente, tuvo que ser reconstruida tras el terremoto de 1755. Es un edificio sobrio y en su interior encontramos una gran nave con retablos en los laterales. Preside el altar mayor una figura de Santiago apóstol y la cruz de la Orden. Prima el estilo neoclásico encalado de blanco rematado con azulejos en algunas paredes. En su fachada exterior destaca el escudo con la figura de Santiago a caballo.

Iglesia de la Misericordia de Tavira

Perteneciente a la Hermandad de la Santa Casa de la Misericordia, institución fundada en 1498 con el patrocino de la reina Leonor de Lancastre (1458-1525) y cuyo objeto era la protección de los pobres y más necesitados, el templo de la Misericordia en Tavira fue construido hacia 1541 en estilo renacentista y posee influencias del monasterio de los Jerónimos de Lisboa. En su interior sobresalen retablos del siglo XVIII y conjuntos de azulejos azules que representan las Obras de Misericordia cristianas: visitar a los enfermos, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al peregrino, vestir al desnudo, visitar a los presos, enterrar a los difuntos, enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita, corregir al que se equivoca, perdonar al que nos ofende, consolar al triste, sufrir los defectos del prójimo y rezar a Dios por los vivos y por los difuntos. En el exterior sobresale el pórtico principal renacentista con la Virgen de la Misericordia y los emblemas de Tavira y Portugal.

En el enlace indicado abajo os dejamos una guía de todas las iglesias de Tavira en español y en formato pdf por si el viajero decidiese continuar las visitas a todos los interesantes templos de la ciudad:

El Palacio da Galeria de Tavira

El Palacio da Galeria constituye el edificio civil más grande y emblemático de Tavira. Su nombre tiene su explicación en la galería renacentista del segundo piso aunque también fue conocido como Palacio de Gama y Ataíde. El palacio tiene su origen en el siglo XVI, pero conserva elementos arquitectónicos góticos previos, renacentistas y barrocos de gran interés patrimonial. Incluso, el lugar donde se levanta este palacio fue lugar de culto fenicio como demuestran las excavaciones que descubren su pasado a la entrada del palacio. Hoy, reformado recientemente, el palacio da Galeria de Tavira cumple la función de Museo Municipal de la ciudad de Tavira y centro de exposiciones.

Palacio da Galeria en Tavira

El edificio perteneció a diversas familias nobles como los Aragão de Sousa, estirpe vinculada a la defensa de las plazas portuguesas en el norte de África durante el siglo XVI. Más tarde, pasó a convertirse en Hospital ante la falta de descendientes de dicha familia y, ya en el siglo XVIII, pasaría a manos del juez local Joao Leal da Gama Ataíde, un jurista influyente que encargó la remodelación en estilo barroco del Palacio da Galeria en 1746. Igualmente, debido a la muerte de los descendientes del juez, el Palácio da Galeria fue adquirido por la ciudad de Tavira en 1863, cumpliendo varias funciones a lo largo de las décadas como Tribunal de Justicia a partir de 1865, Tesorería de Hacienda Pública, Escuela Primaria Masculina, Escuela Técnica y Oficina de soporte técnico.

En el interior del Palacio da Galeria, mediante un recorrido por varios salones con artesonados de madera el museo nos cuenta la historia de la ciudad de la que en 2020 se cumplen 500 años de su conversión a ciudad. En el recorrido veremos la evolución de Tavira, la expansión marítima portuguesa con cartografía y otros elementos como réplicas navales, también veremos cartas de privilegios otorgadas a la ciudad y explicaciones sobre la sociedad y economía de Tavira. En otras salas se dedica un espacio a la religión cristiana en Tavira con sus luces y sombras como la historia de la Santa Inquisición en Tavira donde se recuerdan unos 100 casos con solo cinco condenados y, entre ellos, el más célebre caso, el del agustino fray Valetim da Luz, el primer religioso en Portugal ajusticiado por la Inquisición en 1562 como luterano.

Museo de Tavira. Reproducción de la denuncia contra Fray Valentim da Luz ante la Inquisición. Siglo XVI
Anuncios

Ayuntamiento de Tavira, el puente y la Ribera

Aunque el centro de Tavira se estableció alrededor de la colina del castillo y sus iglesias, barrio conocido como Vila a Dentro, con el paso del tiempo, poco a poco el núcleo poblacional de la ciudad de Tavira fue expandiéndose hacia zonas más dinámicas. En Tavira el órgano con funciones de Ayuntamiento, Paços do Concelho, se trasladó a la zona ribereña y portuaria. Con el tiempo el Ayuntamiento y el centro de la ciudad se habían trasladado a la zona ribereña, donde los negocios se llevaban con más facilidad junto al río.

El edificio del Ayuntamiento se encuentra en la Plaza de la República, donde un monolito rememora a los caídos durante la Primera Guerra Mundial. El edificio de la Cámara Municipal de Tavira es una edificación porticada coronada con el escudo de la ciudad de mediados del siglo XIX. La plaza donde se encuentra está rodeada por una animada zona de restaurantes, negocios, la oficina de turismo de Tavira y el Museo del Núcleo Islámico de Tavira donde comprender la ciudad en tiempos árabes. Muy cerca, junto al río, encontraremos el mercado de Ribera construido en 1885 hoy reformado para actividades de ocio.

El famoso puente de Tavira o puente antiguo de Tavira, tiene su origen en uno anterior árabe, incluso, romano, siendo desde hace unos años peatonal. En un lateral del puente encontramos una inscripción sobre azulejos que nos recuerda la participación de los habitantes de Tavira en la batalla de Aljubarrota acontecida el 14 de agosto de 1385 entre Portugal y Castilla, batalla que aseguró la independencia del reino de Portugal. La rivalidad entre el reino de Castilla y Portugal ocasionó constantes guerras y batallas durante la Edad Media. En Tavira existe otra leyenda sobre el intento de asedio sobre la ciudad por parte de los castellanos: hacia 1328, Alfonso XI de Castilla asedió Tavira. En esa ocasión, las fuerzas castellanas acampadas en la Iglesia de São Francisco y cuando estaban preparadas para atacar las murallas, vieron en la Iglesia de Santa María del castillo 7 enormes figuras con banderas en sus manos y, sobre ellas, los brazos del apóstol Santiago. Asombrado el rey castellano, solicitó una explicación a esas figuras y los concejales de la ciudad le dijeron que eran los siete caballeros que murieron cuando Tavira fue conquistada a los moros y que eran los guardianes de la ciudad. El rey, sabiendo esto y por devoción a los caballeros mártires, pronto se fue a su reino sin hacer ningún daño en Tavira.

Representación de la Batalla de Aljubarrota

Palacio de Justicia de Tavira

No muy lejos de la plaza de la República y separándonos un poco de la zona turística, encontramos el edificio de los tribunales de la ciudad de Tavira. El Palacio de Justicia de Tavira fue inaugurado en 1966 en la llamada zona de Horta D´El-Rei en la Rua Dr. Silvestre Falcão. Es un edificio judicial construido durante la dictadura de Salazar, de estilo Estado Novo, como el Tribunal de Relaçao de Oporto, de líneas sencillas y básicas con aires clásicos donde predomina una representación de la justicia con la espada y las tablas de la ley en su portada de entrada junto al escudo de la ciudad. Conforme al sistema judicial de Portugal, se trata de un tribunal de primera instancia y es la unidad central con sede en Tavira del tribunal de comarca dependiente del de Faro.

Palacio de Justicia de Tavira

De regreso a plaza de la República encontramos una pequeña capilla: la de Nuestra señora de la Consolación del siglo XVII cuyo fin era dar consuelo espiritual a los presos pues estaba enfrente de la que fue prisión de Tavira, demolida en 1918 cuyo solar hoy ocupa una oficina de correos. En esta capilla pasaban los presos condenados a muerte sus últimos momentos.

Capilla de Nuestra Señora de la Consolación de Tavira

Terminamos nuestra ruta imprescindible por Tavira volviendo a la ribera del río donde contemplar lo mucho que nos queda por descubrir de la ciudad y de sus alrededores como Praia do Barril, donde ver el cementerio de las anclas o en un breve paseo tomar el ferry que sale del centro de la ciudad a las playas de Ilha de Tavira o ver sus salinas o llegar a la localidad de Santa Luzia donde comer pulpo o volver a pasear y seguir descubriendo en Tavira sus iglesias y conventos por su centro histórico. Os enlazamos una guía de rutas por Tavira en español (pdf):

Dónde comer y dormir en Tavira:

Más información y fuentes:

https://www.cm-tavira.pt/site/

http://forais.blogspot.com/2018/11/uma-carta-de-foral-ou-simplesmente.html

https://books.openedition.org/cvz/5792?lang=es

https://www.fundacao-aljubarrota.pt/pt

Arquivo Nacional Torre do Tombo

Tavira, Patrimonios do Mar. Museo Tavira