Ciudad de la Justicia de Elche. Una dama en apuros, el nacimiento de una legislación, los tres patrimonios y una reversión

Ciudad Justicia Elche exterior ciudad

La Ciudad de la Justicia de Elche es la segunda de mayor superficie de la Comunidad Valenciana, solo por detrás de la de Valencia ciudad,  contando con más de 29.000 m2 construidos, tuvo un coste cercano a los 30 millones de euros. El nuevo edificio fue ubicado en el barrio de Los Palmerales calle Advocats D’Atocha, 21  junto a otros edificios como el cuartel de la Guardia Civil y la Comisaria de Elche. Es una zona socialmente  golpeada por la crisis y el paro. La ciudad de la Justicia de Elche fue construida por una UTE Dragados-Cleop desde mayo de 2008 hasta su inauguración en 2010, dejando atrás con su entrada en funcionamiento la dispersión de juzgados que se encontraban repartidos por distintas sedes de la ciudad de Elche.

El Palacio de Justicia de Elche es un edificio denominado «sostenible» en cuanto a reducción de emisiones, ya que cuenta con energía solar, apagado automático según presencia en zonas, sistemas de aire acondicionado y calefacción. Realmente, es un edificio bien ejecutado y cómodo para trabajar contando con bastante luz natural, zonas amplias y adaptadas así como su propia cafetería,  además puede ser ampliado hasta en once nuevos juzgados. En cuanto a cómo llegar al los juzgados, en vehículo propio hay aparcamiento, no hay problemas para encontrar sitio. Desde el centro de la ciudad los juzgados están bien comunicados mediante autobuses urbanos (línea K). Andando desde la estación de tren Elx Parc te puede llevar unos 20 minutos llegar a hasta ellos.

El partido judicial de Elche comprende la ciudad de Elche, Crevillent y Santa Pola en jurisdicción civil y penal, y, además, en la sede de Elche se encuentra  parte de la Audiencia Provincial de Alicante: sección 9 civil y 7 penal, que resultan competentes para todos los asuntos civiles y penales del partido judicial de Elche, el de Orihuela y el de Torrevieja, que les corresponda conocer en primera o por apelación.

Elche/Elx Mapa de Partido Judicial y municipios de su ámbito territorial
Elche Mapa de Partido Judicial y municipios de su ámbito territorial

En la ciudad de la Justicia de Elche, actualmente, hay 8 juzgados de primera instancia, 5 juzgados de instrucción, 3  de lo Penal, un Juzgado de Violencia sobre la Mujer,  3 Juzgados de lo Social, un Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1, un Juzgado de lo Mercantil  (estos tres últimos, competentes también para conocer asuntos del partido judicial de Elche, Orihuela y Torrevieja)

Ni que decir tiene la enorme carga de trabajo que soportan dichos Juzgados, a modo de ejemplo, los juzgados de Instrucción de Elche ingresaron en 2017 12.832 nuevas causas, y los juzgados de Violencia contra la Mujer otros 1.939 casos, lo que supone un total de 14.771. Por otra parte, los juzgados de lo penal recibieron 1.619 casos el pasado año. Datos del CGPJ.

Desde la ciudad de la Justicia ya podemos contemplar bastantes palmeras de las miles que componen el Palmeral de Elche, auténtica joya natural que se reparte por toda la ciudad siendo el mayor palmeral de Europa declarado en el año 2000 Patrimonio de la Humanidad.

Por toda ciudad encontraremos huertos y jardines como el famoso Huerto del Cura que debe su nombre al que fuera su propietario hacia finales del siglo XIX. Fue declarado en 1943 Jardín Artístico Nacional con su palmera imperial de 7 brazos, huerto que, por cierto, se sitúa a unos 850 metros de los Juzgados.

La mejor forma de ver la gran parte de palmeral y, también, algunos de los más importante monumentos de Elche, es realizar la ruta circular sendero del palmeral PR-CV 439 de unas 2h :35 min. PR  

Plano ruta sendero palmeral elche
Plano ruta sendero palmeral elche

Una Dama en apuros

…… y es que en uno de los campos y huertos de Elche, la Alcudía, a poco más de 2 kilómetros de la ciudad fue donde apareció la más ilustre ilicitana de todos los tiempos: LA DAMA DE ELCHE, la gran figura representativa de la cultura ibérica del siglo V-IV a. C.

Dama de Elche en el MAN. Madrid

El 4 de agosto de 1897, un niño, Manuel Campello, mientras ayudaba a su padre, labrador en las tierras del Dr. Campello, dio con una dura piedra que resultó ser una bellísima mujer. El busto fue llevado a la casa del doctor quien, ante la llegada de amigos y curiosos, tuvo que sacar la escultura al balcón de su casa para admiración pública. La noticia corrió como la pólvora por toda la provincia de Alicante, si bien, confirmando la teoría de la sincronicidad de Carl Gustav Jung, encontrándose en Elche, con motivo de  las fiestas de la Asunción, Pierre Paris, francés hispanista y arqueólogo,  tuvo conocimiento del hallazgo, impresionado, comunicó al Louvre su intención de adquirir la pieza, coincidiendo con la intención de su reciente dueño, el doctor Campello, de comprar unos terrenos, coincidiendo, a su vez, con un atraso en un pago del propio Museo Arqueológico Nacional por la venta de otras piezas. Coincidencias que finalmente llevaron a ambas partes a negociar la compraventa del busto el día 18 de agosto por unos 4000 francos, poco más de 31 euros actuales y, así, el día 30 de agosto la dama partía del puerto de Alicante hacia Marsella y de ahí a París. Todo sucedió en poco más de 26 días desde su hallazgo. (Eran tiempos revueltos, el día 8 de agosto 1987 fue asesinado el presidente del Gobierno español Antonio Cánovas del Castillo).

Grabado cercanías de Elche hacia 1874
El Pais. Noticia venta de la Dama 1897.

La venta impresionó a toda España: En La Revista Moderna F. Navarro Ledesma  manifiesta su indignación por la venta del busto y lamenta que nadie en España haya hecho gestión oficial para reclamar lo que a España moralmente pertenece, en El Liberal, Gascón de Gotor «cree justísimo que, por patriotismo, no se enajenen verdaderas joyas de arte que después el extranjero ostenta con orgullo, privando a España de la misma y más legítima gloria». Y añade: «Sería conveniente una ley que impidiera la exportación de antigüedades». Bart, bajo el título Una ley que se impone,  dice en El Liberal del 1 de enero de 1898, que «de un modo lento, pero continuo, los turistas, los sabios y los millonarios de allende el Pirineo se van llevando nuestras riquezas arqueológicas». Ibarra Ruiz (arqueólogo, investigador, testigo de los hechos) escribe en Efemérides Illicitanas: «30 de agosto de 1897. ¡Adiós al Busto!—Hoy se ha llevado el Busto Mr. Paris ¿Y esto no tiene remedio? ¿Y no hay una ley en España que impida esto? ¿Acaso porque un hombre no tenga afición a estas cosas no se le puede impedir, en nombre dé la cultura pública, en nombre de la historia patria, cuya hermosa página debe ilustrar un día, no se le puede impedir el que venda éste al extranjero? ¿Qué dirán los amigos de Madrid y del extranjero? Que yo no puedo evitar que salga el Busto.»

Tenemos que recordar que por Real Decreto de 24 de julio de 1889 entraba en vigor el Código Civil y en sus artículos 348 y sig disponía y dispone sobre la Propiedad: 

Artículo 348. La propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes. El propietario tiene acción contra el tenedor y el poseedor de la cosa para reivindicarla.                       

Artículo 349. Nadie podrá ser privado de su propiedad sino por Autoridad competente y por causa justificada de utilidad pública, previa siempre la correspondiente indemnización. Si no precediere este requisito, los Jueces ampararán y, en su caso, reintegrarán en la posesión al expropiado.

Artículo 350. El propietario de un terreno es dueño de su superficie y de lo que está debajo de ella, y puede hacer en él las obras, plantaciones y excavaciones que le convengan, salvas las servidumbres, y con sujeción a lo dispuesto en las leyes sobre Minas y Aguas y en los reglamentos de policía. 

Artículo 351. El tesoro oculto pertenece al dueño del terreno en que se hallare. Sin embargo, cuando fuere hecho el descubrimiento en propiedad ajena, o del Estado, y por casualidad, la mitad se aplicará al descubridor. Si los efectos descubiertos fueren interesantes para las Ciencias o las Artes, podrá el Estado adquirirlos por su justo precio, que se distribuirá en conformidad a lo declarado.

Artículo 352. Se entiende por tesoro, para los efectos de la ley, el depósito oculto e ignorado de dinero, alhajas u otros objetos preciosos, cuya legítima pertenencia no conste.

En cualquier caso, la venta de la Dama y su repercusión fue, sin duda, el embrión de la ley de excavaciones de 1911 y reglamento de 1912 y la posterior Ley relativa a la declaración y conservación de monumentos arquitectónicos artísticos de 1915.  Dicha ley de excavaciones y antigüedades está inspirada en otras europeas sobre la materia y en el auge de la arqueología de la época, incluso, hace mención expresa de los descubridores extranjeros. Es una ley respetuosa con la propiedad privada y con los descubridores, estableció la concesión de autorizaciones para hacer excavaciones si bien, el Estado concedía a los descubridores españoles autorizados la propiedad de los objetos descubiertos en sus excavaciones, fijando indemnizaciones y el derecho de tanteo y retrato a favor de Estado en caso de ventas de antigüedades anteriores a la ley, igualmente,  el estado se reservaba el derecho de excavar en propiedades particulares, interviniendo en la propiedad privada mediante la utilidad pública con la pertinente indemnización al propietario. La ley de 1911 también estableció un régimen sancionador para las excavaciones no autorizadas y la falta de formación de inventario a los poseedores de antigüedades.

…. Finalmente, la Dama de Elche regresaba a España un 8 de febrero de 1941 tras un intercambio artístico entre los gobiernos francés y español junto a otras obras de arte.


Centro histórico de Elche

Elche alcázar de las señorías o palacio del Altamira

Imprescindible en Elche es la visita a los siguientes monumentos de la ciudad en una pequeña ruta:  el Palacio de Altamira, (S. XI-XIII y XV-XVI) fortaleza de los Señores de Elche, que en la actualidad es sede del Museo Arqueológico de Elche – MAHE, a la salida del museo podemos entrar al Parque Municipal a la espalda del Palacio y ver el centro de recepción de visitantes y  el Molí del Real, un molino harinero junto al barranco del Rio Vinalopó que atraviesa «en trinchera» la ciudad.

Volviendo al palacio, justo enfrente tendremos la Basílica de Santa María, en cuyo interior se celebra todos los 14 y 15 de agosto el Misteri d’Elx,  representación teatral (auto sacramental) del siglo XV de la asunción de la Virgen permitida por bula papal y declarada Patrimonio de la Humanidad en 2001 como obra del patrimonio oral e inmaterial de la Humanidad. La iglesia de Santa María actual es de 1672 reuniendo distintos estilos destacando la portada barroca de la Asunción  y la de San Agatángelo creada por el escultor Nicolás de Bussy del que hablamos aquí como motivo de la diablesa de Orihuela.

Si rodeamos la Basílica encontraremos la torre de la Calahorra, magnifica construcción de época Almohade del siglo XIII integrante de las murallas defensivas de la ciudad en ese período y, a unos pasos, el convento de la Merced del siglo XIV, donde visitar los baños árabes del siglo XII.

Cantigas de Alfonso X el Sabio. Narra el milagro de Elche

Elche fue conquistada a los árabes por el infante Alfonso, futuro rey Sabio,  siendo constituido el señorío de Elche en ese momento, encomendado al Señor de Villena, infante Don Manuel, hermano de Alfonso X, pero la villa fue perdida por la sublevación árabe de 1265 y recuperada hábilmente por su suegro Jaime I para el Reino de Castilla tras negociar con los árabes. Así nos lo cuenta el Llibre dels feits o Crónica de Jaime I: Rutas de Jaime I Elche.

«Extendieron, pues, el escrito durante la mañana, y a hora de tercia quedaron otorgados los convenios y demás tratos, así como en nuestro poder la torre de Calahorra que nos rindieron, la cual encargamos al obispo de Barcelona, para que guardara a 105 habitantes y evitase que hombre alguno les talara.»

(CRÓNICA JAIME I, CAP. 421) SIGLO XIV
Torre de la Calahorra Elche S. XIII

Siendo finalmente en 1296, bajo el gobierno de Jaime II, cuando Elche es incorporada a los dominios valencianos. En 1305 con la firma del Tratado de Elche se concreta la partición del reino de Murcia poniendo a fin a las disputas existentes entre Castilla y Aragón con respecto a su posesión conforme a la sentencia arbitral de Torrellas, pasando a crearse la que sería la Gobernación de Orihuela, perteneciente a la Corona de Aragón ampliando el reino de Valencia, que comprendía los actuales territorios de la Vega Baja, Elche y Alicante.

DSC02437.jpg
DSC02451

… Continuando por el Carrer Major de la Vila  veremos antiguo Hospital de la Caritat del siglo XIV y  la Ermita de San Sebastían del Siglo XV  sede del Museo Municipal de la Festa. Nuestra siguiente parada será el Ayuntamiento o torre del Consell de estilo gótico y su adosada lonja convertido en el siglo XVI en un palacio renacentista, junto al que se levanta la Torre de Calendura llamada así por los muñecos autómatas de madera instalados en 1759: Calendura y Calendureta que dan las horas en la torre golpeando las campanas. El nombre proviene del latín: calenda … calendario.  

El pleito de reversión a la Corona

Palacio de Altamira
Palacio de Altamira o Alcázar de las Señorías o Señores de Elche

Como hemos visto en Elche uno de los principales monumentos lleva el nombre de Palacio de Altamira o Alcázar de las Señorías, o de los Señores de Elche,  ello es debido a que la ciudad fue considerada «Señorío» desde tiempos de Alfonso X junto a la ciudad de Crevillente hasta el siglo XIX, tal situación provocó el llamado «Pleito de reversión o reducción a la Corona».

El señorío es un sistema de gobierno, pago de tributos y de explotación agrícola y ganadera. En la Edad Medía un señorío se formaba al concentrarse la propiedad de la tierra en una pocas manos. Tales dominios y sus habitantes estaban sujetos a la autoridad directa de sus dueños o señores, sería una forma de organización de Estado descentralizado donde los reyes realizaban donaciones a los nobles-señores aumentando su poder, su régimen señorial, conforme a la ayuda recibida por éstos. Es un sistema similar al feudal europeo. En España se dieron distintos grados o situaciones  dependiendo del título por el que se formaba el señorío como de las atribuciones en él contenidas. Podían existir señores con poderes relativamente limitados como, por ejemplo,  en el ámbito judicial donde algunos eran meros ejecutores de las decisiones del rey o bien sólo podían conocer algunos tipos de causas civiles o penales mientras que en otros casos poseían jurisdicción más extensa sin superar a la real. En algunos casos tenían capacidad para elegir a jueces así como a otros cargos públicos.

En el caso de Elche hacia 1470 Juan II rey de Aragón, padre de Fernando el Católico, otorgó en donación con motivo de la boda real a su futura nuera, Isabel La Católica,  las villas de Elche y Crevillente, e Isabel a su vez procedió a donarlas  al Comendador Mayor de León: Gutierre de Cárdenas en recompensa a sus servicios en el casamiento real quien, a su vez, lo vinculo al Mayorazgo de Maqueda. Tal donación casi llega a provocar que la villa fuese atacada por no aceptar al señor. La relación de la institución señorial y la villa o la transmisión del Señorío por herencia y cambio de señor, crean per se un tira y afloja entre la villa y los señores, así la villa de Elche planteó en 1567 un largo pleito de reversión o reducción a la Corona, es decir, restituir una cosa al estado que anteriormente tenía, volver a estar bajo el poder de la Corona, y no del poder señorial. El pleito de reversión de Elche fue unos de los primeros de estas características que se plantearon en el Reino de Valencia junto a los de Segorbe y Castalla. Destacó la figura del jurista Francisco Jerónimo de León en los tres citados pleitos por la defensa de la jurisdicción real que pretendían las tres villas. Un pleito de estas características era largo y costoso; los demandantes: la villa, normalmente,  una unión de comerciantes, terratenientes o arrendadores contra los demandados: los señores. Los argumentos jurídicos de tales pleitos se centraban en anular la donación, la temporalidad de la misma, falta de legitimación, probar engaño del señor, perjuicio a la corona y a la villa. En el caso de Elche fue denegada la reversión por sentencia del Supremo Consejo de Aragón el año 1699, con imposición de perpetuo silencio a la Villa. El pleito duró más de 100 años. 

img_20181117_1105141

Descarga el manuscrito completo de la sentencia señorío de Elche

Descarga el libro completo del apuntamiento jurídico sobre el pleito de Elche

El régimen de Señoríos en España comenzó a extinguirse con el Decreto de 6 de agosto de 1811 de las Cortes de Cádiz pero la problemática de su desaparición se extendió durante todo el siglo XIX y principios del siglo XX, debido a la legislación contradictoria y diversos pleitos que tuvo que resolver el Tribunal Supremo.

«(…) la medida legal que más contribuyó a destruir la sociedad estamental: la abolición del régimen señorial, pues sometió a todos los españoles a una única jurisdicción y permitió la transformación de la propiedad feudal en propiedad capitalista»

Agustín Ruiz. La abolición de los señoríos

Anuncios

… Si disponemos de más tiempo os recomendamos ampliar la estancia en Elche para ir al parque arqueológico de la Alcudia, de ahí continuar hacia el tercer Patrimonio de la Humanidad de Elche: el Museo de Pusol, premiado proyecto educativo inclusivo de la sociedad y tradiciones de Elche y, para completar, podemos terminar en el parque natural del Hondo donde pasear por estos humedales y observar aves o bien llegar hasta la costa por preciosa carretera nacional que cruza las salinas de Santa Pola  y disfrutar de las playas de la Marina, el Altet, el Pinet, Carabassi, Arenales.

IMG_20181212_102524
Torre de Tamarit. Salinas de Santa Pola

Dónde comer o dormir en Elche 

Más Info:

Turismo Elche

http://www.laalcudia.ua.es/

 La desintegración del patrimonio señorial en un estado valenciano: el marquesado de Elche

Museo Arqueológico Nacional

Libros recomendados: