Freedom suits y el caso Dred Scott: preludio de la guerra civil americana

Fueron varios los asuntos judiciales que marcaron el contexto jurídico previo a la guerra civil americana o de secesión ocurrida entre 1861 y 1865. Sin embargo, destacan algunos casos que comparten el tema de la esclavitud de la población negra y los distintos posicionamientos de la justicia norteamericana antes de la contienda entre los estados del norte o unionistas y los del sur o secesionistas. Aunque la guerra civil americana fue el resultado de un choque entre dos realidades económicas y sistemas de producción y de desigualdades políticas entre los estados de la unión, la cuestión de la esclavitud fue el detonante, de ahí que asuntos como los llamados freedom suits o juicios por la libertad enjuiciados desde el momento de la independencia americana fueron marcando el fin de la esclavitud en Estados Unidos hasta su abolición tras aquella guerra. El asunto Winny v. Whitesides de 1824, el caso Lemmon en 1852 o el famoso caso Dred Scott en 1857, nos recuerdan aquella lucha y especialmente este último.

Ilustración Estado Esclavista vs Estado libre. Henry Bibb, An American Slave 1849

La existencia legal de la esclavitud en Estados Unidos al inicio del siglo XIX estaba regulada individualmente por cada estado y por las Leyes de Esclavos Fugitivos de 1793 y 1850. A nivel constitucional la esclavitud se podría indicar que estaba protegida por la Constitución de los Estados Unidos de 1787 o, al menos, no expresamente prohibida, ya que sus redactores fueron conscientes de que los estados al sur no se asociarían a una unión que prohibiera la esclavitud y la cuestión fue pospuesta a futuros compromisos.

Los Freedom Suits o Juicios por la libertad

Durante la formación e incorporación de nuevos estados a las 13 colonias originarias de los Estados Unidos con la aprobación de su Constitución y antes de la guerra civil estadounidense (período Antebellum), a los esclavos, considerados como niños, propiedad de sus dueños y destinados a tal vida por el bien común, equilibrio y progreso social, a pesar de sus limitados derechos, se les permitía reclamar su libertad demandando a sus dueños o captores y llevarlos a los tribunales utilizando la figura conocida como Freedom Suits prevista en las leyes del gran territorio de Louisiana de 1807, mezcla de la herencia del derecho civil previsto en el Code Noir francés y el derecho consuetudinario inglés que a su vez estaba incorporada en leyes o estatutos similares en la mayoría de los estados del sur. La esclavitud existió al norte de Estados Unidos, pero nunca se acercó a las cifras del Sur al no lograr desarrollar una actividad agraria en plantaciones casi industrial.

Mediante la interposición de un freedom suit cualquier persona esclava podía presentar una petición de libertad ante los tribunales con base en la emancipación probada documental y testificalmente, por ejemplo, por testamento del dueño que otorgaba la libertad o por promesa del dueño o por compra de liberación. Igualmente, el esclavo podía alegar y demostrar que había sido llevado a un territorio donde la esclavitud no estaba permitida por ley y, por lo tanto, era hombre libre.

También, el esclavo podía demostrar que era descendiente por línea materna de una mujer libre basándose en el principio de partus sequitur ventrem, es decir, el hijo de mujer esclavizada sería igualmente esclavo y a sensu contrario, sería libre: «la noción de que el estatus legal se heredaba de la madre contradecía directamente la ley tradicional inglesa, pero era coherente con las leyes que regían la cría de animales y la cría de ganado. Además, esta ley permitía a un amo astuto ahorrarse el coste de compra de nuevos esclavos preñando a sus esclavas, o haciendo que cualquier hombre las preñara, y reclamando posteriormente los beneficios económicos de la reproducción como suyos.» (American Husbandry: Legal Norms Impacting the Production of (Re)Productivity. Camille A. Nelson)

Este criterio ya aparece en las leyes coloniales de Virginia del siglo XVIII y fue adoptado por el resto de colonias del sur.

El proceso para reclamar la libertad era farragoso y, además, sobre el esclavo pesaba la carga de la prueba, es decir, toda persona negra al sur era considerada esclava, salvo que probase lo contrario. Además, la mayoría de los posibles peticionarios no disponían de recursos económicos para costearse un abogado y ni siquiera sabían leer o escribir.

Impreso abolicionista posiblemente grabado en 1830. Library of Congress

En 1820 el compromiso de Missouri del Congreso de los Estados Unidos, en un intento de equilibrar y pacificar la unión, concretó la prohibición de la esclavitud en los territorios al norte del paralelo 36º 30′ exceptuando al estado de Misuri, y la permitió al sur

En esta situación el estado esclavista de Misuri al limitar con varios estados y territorios que prohibían la esclavitud se convirtió en el territorio donde más se utilizaron los procesos de libertad o freedoms suits. Destacó un precedente en el Tribunal Supremo de Misuri de 1824 conocido como el asunto Winny v. Whitesides. El caso estableció los criterios judiciales del estado de Misuri para otorgar el derecho a la libertad de una persona esclavizada, decisión que más tarde influiría en el freedom suit de Dred Scott.

Animación con la evolución de estados esclavistas en EEUU desde 1789- 1861. Wikipedia

El asunto Winny v. Whitesides

Winny era una niña esclava propiedad del matrimonio Whiteside residente en Carolina, de allí, se instalaron junto a Winny en Illinois durante unos cuatro años para, finalmente, mudarse a Misuri, a la ciudad de San Luis, una vez más con Winny junto a ellos. Fallecido el señor Whiteside, Winny presentó su petición de libertad freedom suit en 1818 para obtener su libertad de la Sra. Whitesides ante el Tribunal del Circuito de San Luis (St. Louis Circuit Court) donde Winny ganó su libertad tras un juicio con jurado que comenzó en 1822. El asunto se centró en sí la residencia en un territorio del norte le había conferido la libertad al no estar permitida la esclavitud y, por lo tanto, Winny estaba retenida ilegalmente. El jurado emitió un veredicto a favor de Winny y le otorgó indemnización por daños y perjuicios de 167,50 dólares. La resolución fue apelada por la Sra. Whitesides ante el Tribunal Supremo de Misuri (Missouri Supreme Court). En dicha apelación, la Corte de Misuri determinó en 1824 que si un dueño de esclavos se llevaba a un esclavo a un territorio libre y establecía su residencia allí, el esclavo sería libre. El esclavo permanecería libre incluso si regresaba al territorio esclavista, basándose en el principio «una vez libre, siempre libre» (once free, always free).

La  decisión de Winny v. Whitesides marcó el comienzo de los pleitos por la libertad al sur y alrededor de unos 300 procesos fueron juzgados en Tribunal de San Luis en Misuri de los que un 40 % de los peticionarios obtuvieron sentencia favorable otorgando libertad. Estos procesos en la actualidad constituyen el mayor archivo de freedom suits o demandas por la libertad disponible para los investigadores en los Estados Unidos. El caso Winny v. Whitesides estableció el estándar para resolver las peticiones de libertad hasta la década de 1850 en Misuri.

Documento del expediente judicial de la petición de libertad de Winny

El precedente de «una vez libre, siempre libre» sería anulado, primero, por el Tribunal Supremo de Missouri en Dred Scott v. Irene Emerson (1852) y, segundo, confirmado por el Tribunal Supremo de Estados Unidos en Dred Scott v. Sanford (1857) en una polémica y definitiva sentencia que propició el estallido de la guerra civil americana en 1861.

El caso Lemmon

La dimensión del problema de la esclavitud la volvemos a encontrar en el caso Lemmon que destapó la compleja relación entre la propiedad de esclavos y el libre mercado entre los estados de la propia unión. El asunto Lemmon ocurrió hacia 1852 en Nueva York. El estado de Nueva York dentro de su territorio había prohibido la esclavitud unas décadas antes de tal fecha, sin embargo, el traslado de esclavos desde y hacia otros estados provocó el primer conflicto de repercusión nacional.

Jonathan Lemmon y su esposa Juliet, residentes en el estado esclavista de Virginia, tras decidir trasladarse a vivir a Texas, llegaron a la ciudad Nueva York con el propósito de, en unos días, tomar una embarcación con destino a Texas. Los Lemmon viajaban con ocho esclavos miembros de una misma familia. Mientras esperaban el barco, se alojaron en una pensión de la calle Carlisle de la ciudad.
Al tener noticia de que una familia de esclavos se encontraba en dicha pensión, un negro libre llamado Louis Napoleón, miembro de la Sociedad Antiesclavista Americana, solicitó el 6 de noviembre de 1852 ante el Tribunal de la ciudad de Nueva York presidido por el juez Paine un Habeas Corpus al entender que los esclavos no eran tales y estaban sufriendo una detención arbitraria o sin motivo. El juez concedió el habeas y ordenó que los esclavos fueran llevados ante la corte por un agente de la ciudad de Nueva York.
Los esclavos fueron representados por Erastus Culver, un conocido abogado antiesclavista. Tras escuchar a las partes, el juez Paine, unos días después, ordenó la puesta en libertad de los esclavos al no considerarlos como tales. Según la ley del estado de Nueva York, basándose en un precedente de derecho inglés anterior a la independencia: Somersett v Stewardt (1772), en el que el Tribunal del Rey declaró que solo el derecho positivo podía mantener la esclavitud y que, como en Inglaterra no existía ninguna regulación de un sistema de la esclavitud ni leyes que la defendieran, los esclavos que entraban en territorio inglés se convertían en hombres libres y al no existir en Nueva York norma alguna sobre la esclavitud no existían esclavos.

«(el caso) Lemmon fue la culminación de un largo e intenso conflicto sobre el lugar de la esclavitud dentro del marco legal de la Unión»

Paul Finkelman

La resolución del caso provocó protestas en Georgia y en Virginia donde su Asamblea General asignó fondos para intentar revocar en apelación la decisión en Nueva York e, igualmente, la Asamblea del Estado de Nueva York hizo lo mismo para que se mantuviese la decisión. El Tribunal Supremo de Nueva York confirmó la decisión del juez Paine en 1857 y el sr. Lemmon con el apoyo del estado de Virginia apeló nuevamente ante la Corte de Apelaciones de Nueva York que confirmó que los esclavos eran hombres libres. El sr. Lemmon cedió sus derechos al estado de Virginia, que pretendía elevar el asunto ante la Corte Suprema o Tribunal Supremo de los Estados Unidos, pero la Guerra llegó antes, así como una resolución de este mismo Tribunal Supremo en el famoso caso Dred Scott en un sentido totalmente en contra de la libertad y que cambiaría la historia del país.

Escena película 12 años de esclavitud debate sobre la esclavitud

El CASO DE DRED SCOTT

El caso de Dred Scott se convirtió en una auténtica lucha legal de once años contra la esclavitud que culminó en una de las decisiones más notorias jamás emitidas por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos (Supreme Court of the United States)

El esclavo Dred Scott fue vendido por su primer dueño, Peter Blow, en Misuri, estado esclavista, a un médico del ejército, John Emerson, que se llevó a Scott con él de base en base militar, incluido Fort Armstrong en el estado libre de Illinois y Fort Snelling territorio libre de esclavitud al norte de Minnesota en virtud del Compromiso de Missouri de 1820. Durante su estancia de tres años en Fort Snelling, Scott se casó. El Dr. Emerson más tarde regresó a San Luis con Dred Scott, la esposa de Scott, Harriet, y la hija recién nacida de Scott. En 1843, el doctor murió, y Scott y su familia se convirtieron en propiedad, primero, de la viuda de Emerson y, finalmente, del hermano de su esposa, Sanford. 

Scott, posiblemente no conforme con esta situación, en 1846 junto a su esposa demandaron mediante el proceso de freedom suit a la viuda del doctor Emerson ante los tribunales de Misuri para obtener su libertad alegando su emancipación por haber residido en Illinois y Minesota, ambos estados libres basándose en la doctrina «una vez libre, siempre libre» que en propio Tribunal de Misuri estableció en el caso Winny v. Whitesides.

Dred Scott y su familia 1857

El primer juicio tuvo lugar el 30 de junio de 1847 en el Tribunal de Circuito de St. Luis y, contra todo pronóstico, fue desestimada la petición de libertad. Scott pierde el caso en este Tribunal debido a un tecnicismo: no se había probado que Scott fuera en realidad un esclavo de Irene Emerson. Su abogado solicitó un nuevo juicio que fue concedido y tuvo lugar en 1850 obteniendo del jurado un fallo favorable a Scott y su familia. La viuda del Dr. Emerson apeló a la Corte Suprema de Misuri, pero se mudó a Massachusetts y transfirió la propiedad de Scott a su hermano, John Sanford.

En noviembre de 1852, el Tribunal Supremo de Misuri revocó la decisión del tribunal instancia y sostuvo que los Scott todavía eran esclavos y durante su estancia en algún estado libre debían haber pleiteado allí su libertad. Mientras tanto, Dred Scott se encontraba trabajando para un arrendador designado por el tribunal bajo pago de un arrendamiento de servicios que se debía depositar para el caso de que se desestimara la petición y dicha cantidad se debiese entregar a su legítima propietaria. Ni que decir tiene que Scott fue apoyado en su lucha judicial por sectores abolicionistas y la ayuda económica de la familia del primer dueño de Dred.

Si bien, Scott volvió a presentar un nuevo freedom suit contra su nuevo propietario, Sanford pero ante un tribunal federal, ya que el Sanford residía fuera de Misuri, en Nueva York. En 1854 el fallo fue desestimatorio considerando a Scott esclavo propiedad de Sanford conforme a las leyes del estado de Misuri. Contra esta resolución a Scott se le abrió la posibilidad de apelar ante más alto Tribunal de Estados Unidos, la Corte Suprema de los Estados Unidos.

La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en 1857

El 6 de marzo de 1857, el Tribunal Supremo de Estados Unidos decidió su fallo desestimando la petición de Dred Scott conforme a una mayoría de siete magistrados contra dos de los nueve que componían el Supremo estadounidense. En una resolución de más de doscientas páginas, (pdf) el presidente de la Corte Suprema Roger B. Taney expresó en ella la opinión mayoritaria de sus miembros y fue mucho más allá centrando el asunto de la esclavitud en todos los estados de la unión y la capacidad de los esclavos. Siguiendo el tenor literal de la misma se realizó la siguiente cuestión: «La pregunta es simplemente esta: ¿Puede un negro, cuyos antepasados ​​fueron importados a este país y vendidos como esclavos, convertirse en miembro de la comunidad política formada y creada por la Constitución de los Estados Unidos y, como tal, tener derecho a todos de los derechos, privilegios e inmunidades que garantiza ese instrumento al ciudadano?». La respuesta fue negativa, a ojos del Supremo los esclavos no eran ciudadanos de los Estados Unidos, por lo tanto, no podían esperar ninguna protección de los tribunales. «…No están incluidas, y no estaban destinadas a ser incluidas, bajo la palabra «ciudadanos» en la Constitución y, por lo tanto, no pueden reclamar ninguno de los derechos y privilegios que ese instrumento prevé y asegura a los ciudadanos de los Estados Unidos. Por el contrario, en ese momento de la fundación de Estados Unidos eran considerados como una clase subordinada e inferior de seres que habían sido subyugados por la raza dominante y, emancipados o no, seguían sujetos a su autoridad y no tenían derechos o privilegios».  

La decisión también indicó que el Congreso no tenía autoridad para prohibir la esclavitud en un territorio federal y cualquier prohibición de la esclavitud constituía una violación de la Quinta Enmienda, que prohibía negar los derechos de propiedad sin el debido proceso legal, por lo tanto, el Compromiso de Missouri era inconstitucional: «si la Constitución reconoce el derecho de propiedad sobre los esclavos, y no establece distingos entre este derecho y otros bienes de los que sean propietarios los ciudadanos, ningún Tribunal que actúe bajo la autoridad de los Estados Unidos, ya sea en su vertiente legislativa, ejecutiva o judicial, puede establecer esta distinción o negarle al propietario de esclavos las garantías que la Constitución establece para proteger la propiedad privada frente a las intervenciones del gobierno»

La decisión del Supremo en el norte fue considerada una imposición de la esclavitud pese a la propia regulación de cada estado, al sur, la decisión fue celebrada. El conflicto entre bandos irreconciliables era inevitable. La elección de Abraham Lincoln en 1860 como presidente, contrario a la esclavitud, fue el desencadenante final de la secesión, ya que, sin duda, tarde o temprano abrogaría la esclavitud. Tanto la enmienda Corwin como el compromiso Crittenden, que impedían al gobierno federal abolir la esclavitud de nada sirvieron, de modo que antes de que Lincoln tomase posesión del cargo, fue declarado el gobierno de los Estados Confederados de América el 9 de febrero de 1961 y la secesión de la Unión.

Caricatura política, 1860. Figuras de izquierda a derecha en el John C. Breckenridge baila con James Buchanan; Dred Scott sentado toca el violín; Lincoln baila con una mujer afroamericana; John Bell baila con los nativos americanos; Stephen Douglas baila con un harapiento

«Hay sentencias que marcan toda una época. Algunas pueden incluso decidir el rumbo de una nación. No son muchas, pero algunas de ellas merecen ser recordadas, para bien o para mal.»

Miguel Carbonell
Noticia sobre la decisión del caso Dred Scott. Madrid.1857. Diario El Clamor Público

La decisión del Tribunal Supremo en Scott contra Sanford, es considerada por la mayoría de los juristas estadounidenses como la peor resolución jamás dictada por la Corte Suprema de Estados Unidos, encontrado solo como respuesta a la misma el intento del Supremo de apaciguar la inevitable contienda pero resultando el efecto contrario.

Libertad para los esclavos. 1863, litografía. NY PLD

Durante la guerra civil americana fue acordada la Proclamación de Emancipación de 1863 otorgando la libertad de los esclavos que abandonasen el sur hacia las posiciones del norte y tras la guerra, anulando la decisión del caso Dred Scott, fueron aprobadas las enmiendas 13, 14 y 15 a la Constitución de Estados Unidos, que abolieron la esclavitud y declararon ciudadanos a todas las personas nacidas en los Estados Unidos:

Decimotercera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos (1865)

Sección 1. Ni en los Estados Unidos ni en ningún lugar sujeto a su jurisdicción habrá esclavitud ni trabajo forzado, excepto como castigo de un delito del que el responsable haya quedado debidamente convicto.
Sección 2. El Congreso estará facultado para hacer cumplir este artículo por medio de leyes apropiadas.

Decimocuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos (1868)

Sección 1. Toda persona nacida o naturalizada en los Estados Unidos, y sujeta a su jurisdicción, es ciudadana de los Estados Unidos y del estado en que resida. Ningún estado podrá crear o implementar leyes que limiten los privilegios o inmunidades de los ciudadanos de los Estados Unidos; tampoco podrá ningún estado privar a una persona de su vida, libertad o propiedad, sin un debido proceso legal; ni negar a persona alguna dentro de su jurisdicción la protección legal igualitaria.


Decimoquinta Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos (1870)

Sección 1. El derecho de los ciudadanos de los Estados Unidos a votar no será negado o disminuido por los Estados Unidos o por cualquier Estado debido a raza, color, o condición anterior de servidumbre.

Ilustración de celebración en 1870 de la aprobación de la decimoquinta enmienda 

Respecto a Dred Scott, finalmente fue declarado libre mediante compra del hijo de su primer dueño, el Sr. Blow, en 1857 y murió un año más tarde en 1858. En 2012 un monumento que representa a Dred y Harriet Scott fue instalado en la sede del Old Courthouse de San Luis, el tribunal donde Dred solicitó su libertad por primera vez. En 2017 una estatua del juez Roger B. Taney fue eliminada en Maryland. En 2021, la Cámara de Representantes acordó eliminar el busto del juez Taney del Capitolio de los Estados Unidos después de las protestas por la muerte de George Floyd.

Monumento a Dred Scott y Harriet en San Luis. Wikipedia Cris Light

Más información y fuentes:

MISSOURI STATE ARCHIVES

Dred Scott v. Sandford: Primary Documents in American History

Carbonell, M. 2007. La peor sentencia: a 150 años de Dred Scott versus SanfordRevista Derecho del Estado. 20 (dic. 2007), 145–153.

 St. Louis Freedom Suits / Legal Encoding Project 

The Lemmon Slave Case: New York’s Battle Against Slavery